Denuncian nuevos ataques rusos en Siria - Zona Norte Al Día

Zona Norte Al Día

"Noticias Ahora"

Post Top Ad

TU PUBLICIDAD AQUI

sábado, 25 de junio de 2016

Denuncian nuevos ataques rusos en Siria



EL CAIRO, EGIPTO- La aviación rusa volvió a utilizar hoy bombas de racimo incendiarias, internacionalmente prohibidas, en su ataques aéreos contra varias zonas de la provincia septentrional de Alepo, según denunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG aseguró que los cazas rusos bombardearon los barrios de Bustán al Basha y Bani Zaid, en el norte de la ciudad de Alepo, capital de la provincia homónima, y algunas zonas en la localidad cercana de Andán.

Los ataques aéreos con bombas de racimo del tipo RBK-500 ZAB 2.5 SM provocaron incendios en propiedades civiles, aunque por el momento se desconoce si causaron víctimas.

Ayer, el Observatorio denunció por primera vez que la fuerza aérea de Rusia lanzó en las últimas semanas este tipo de bombas en varias provincias del norte de Siria, como Al Raqa, Alepo e Idleb.

La Comisión Suprema de las Negociaciones, el principal órgano de la oposición siria, pidió ayer a la ONU que investigue el empleo de bombas incendiarias y de racimo.

Desde la ONU, expresaron su preocupación por esta denuncias pero apuntaron que no pueden por el momento verificar estos informes.

Rusia es miembro de la Convención sobre las armas convencionales, que incluye a 113 Estados y en su tercer protocolo prohíbe el uso de armas incendiarias que se disparan desde el avión contra las zonas civiles pobladas.

Se entiende por arma incendiaria, según dicho protocolo, "toda arma o munición concebida primordialmente para incendiar objetos o causar quemaduras a las personas mediante la acción de las llamas, del calor o de una combinación de ambos, producidos por reacción química de una sustancia que alcanza el blanco".

Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, inició una campaña de bombardeos en Siria a finales de septiembre, en su primera intervención militar directa en el conflicto en el país árabe.

En diciembre pasado, Human Rights Watch (HRW) aseguró en un informe que los Ejércitos ruso y sirio habían utilizado bombas de racimo en al menos 20 ocasiones desde el comienzo de su operación conjunta en Siria el 30 de septiembre.

El Kremlin negó las acusaciones de HRW y afirmó que sus operaciones en Siria van en consonancia con las normas del derecho internacional, incluidas aquellas que prohíben determinados tipos de armas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot