El otro canódromo, el de Villa Mella - Zona Norte Al Día

Zona Norte Al Día

"Noticias Ahora"

Post Top Ad

TU PUBLICIDAD AQUI

lunes, 18 de abril de 2022

El otro canódromo, el de Villa Mella


 Los Centros de Retención vehicular de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett) de la Policía Nacional han ocupado los principales titulares de los medios de comunicación en los últimos días.

Esto se produjo luego del incidente ocurrido en el antiguo canódromo “El Coco” en donde agentes agredieron a los reporteros del LISTÍN DIARIO y de CDN, además del equipo de la oficina del Defensor del Pueblo.

El atropello se produjo cuando, el Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, se aprestaba a ingresar al interior del canódromo para inspeccionar el funcionamiento del mismo, luego de que ciudadanos denunciaran que se cometen allí irregularidades en los procesos al momento que el usuario iba a sacar su vehículo del centro ubicado en plena avenida Monumental en el Distrito Nacional.

Esas denuncias no solo se quedan allí, pues en Santo Domingo Norte, justo en la calle Las Flores se encuentra el Centro de Retención Vehicular Villa Mella, sobre el cual también pesan denuncias de irregularidades.

“Eso ahí es un abuso, tú ves que ponen a los pobres motoristas a dar más de seis viajes; a veces los devuelven hasta por una copia, que ellos mismos pueden sacar de ahí, pero lo que les gusta es jugar con el tiempo del otro”, expresó a Listín Diario Luis Manuel, cuya casa queda precisamente al frente del canódromo de Santo Domingo Norte.

Mediante una visita realizadas por reporteros de este medio, se pudo notar que dentro del mismo hay carros que parecieran “tener años” dentro, debido al deterioro que presentan, pero también se observaron motores y vehículos en buen “estado” y que parecieran recién llevados al lugar.

“Yo espero que ustedes le den duro a eso; esa gente tiene una mafia ahí y quitan los motores por quitarlos. Tú ves que agarran un motorista, con todo y sus papeles y se lo quieren llevar, ni le preguntan ni nada, simplemente lo montan y así no debe de ser. Yo lo puedo entender cuando estén en falta o algo por estilo, pero en muchas ocasiones no es así y salen los pobres conductores afectados”, narró Manuel Solano, quien es motoconchista y se acercó a los reporteros al ver que se encontraban haciendo fotografías del lugar, por dentro de las verjas ya que el mismo se encontraba bajo llave sin nadie autorizado a recibir a los miembros de la prensa.

De acuerdo con un documento obtenido por este medio de parte de la Digesett, hasta el 13 de abril, unos 33,585 vehículos se encontraban retenidos; esos se distribuían en 31,292 motocicletas y 2,293 “vehículos”.

Tanto el canódromo de Santo Domingo Norte, como el del Distrito Nacional, son solo dos de los centros de retenciones vehiculares que existen en el país; en el Canódromo el Coco hay 22,552 vehículos retenidos, divididos en 21,085 motocicletas y 1,467 vehículos, mientras que en el de Villa Mella hay 5,226 retenciones, a distribuir en 5,128 motocicletas y 98 vehículos.             

También aparecen el “CRV Chatarra”, el cual según una investigación de este diario es un espacio que tiene la Digesett donde únicamente depositan vehículos que son considerados inservibles por el tiempo que se mantuvieron retenidos sin ser reclamados. Allí hay 3,074 motocicletas y 585 carros apilados, ocupando un espacio a la espera de una decisión sobre qué hacer con estos, responsabilidad que recae sobre el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant).


listindiario.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot